Twitter, una verdadera revolución

Twitter nació el 21 de marzo del año 2006. Su aparición ha resultado toda una revolución para los medios y profesionales de la comunicación. Como señala Rodríguez (2011), Twitter es la segunda plataforma social por número de usuarios tras Facebook, alcanzando en los primeros meses del año 2011, los 200 millones de usuarios. En la actualidad ya ha superado los 500 millones. Pero, ¿qué es Twitter?

Twitter fue originalmente diseñado como una plataforma web para facilitar la circulación de mensajería entre grupos. Se trataba de que el usuario pudiera enviar un SMS a una cuenta para que fuera publicado en la web y además fuera distribuido a otros usuarios que quisieran recibir las actualizaciones mediante SMS. Twitter convierte a la web en una interfaz de mensajería que permite a los integrantes de un grupo (compañeros de trabajo o de estudios) compartir sus actualizaciones de estado sin necesidad de compartir sus números de móvil y además hacerlo de un modo no invasivo (Orihuela, 2011, pp.27).

La mayor cantidad de usuarios se encuentran entre los 18 a 29 años, un perfil más joven y una franja de edad más estrecha que la de Facebook. Hay más hombres que mujeres y el 30% de los usuarios registrados tienen estudios universitarios. En Twitter se realizan 600 millones de búsquedas diarias y el 40% de los mensajes vienen a través de dispositivos móviles (Rodríguez, 2011).

El mensaje es la clave de Twitter. Explica Rodríguez (2011) que esta plataforma es un servicio que permite a los usuarios enviar y publicar mensajes cortos con los que hacer ”microbloging”. Y añade Orihuela (2011) que las bases del modelo comunicativo de Twitter son la sencillez (mensajes de texto de hasta 140 caracteres), la movilidad en la producción y el consumo de los mensajes, la articulación entre mensajería y web, así como la asimetría de las relaciones entre los usuarios.

Las principales características de Twitter son su simplicidad, su facilidad para generar lazos emocionales y su gran poder de movilización. Básicamente su utilización mejora el canal de comunicación directa con el usuario ya que permite generar y adquirir información, atrae la atención, y sobre todo, es ideal para la escucha (Rodríguez, 2015, pp.163). Pero además, Twitter, permite la apertura de las organizaciones. Aunque gestionar una organización abierta es algo que hay que aprender, y requiere un cambio en la cultura organizacional acerca de todo, porque los usos de Twitter no vienen predefinidos por naturaleza, y los usuarios inventan constantemente nuevas formas de explotar su potencial. Esta red social permite: la atención al cliente, branding, comunicación externa, comunicación interna, difusión y cobertura de eventos, genera empleo y gestiona el conocimiento (Orihuela, 2011).

En definitiva, como dice Orihuela, Twitter es una herramienta paradójica: nunca fue tan sencillo hacer algo tan complicado, ni tan complicado hacer algo tan sencillo (Orihuela, 2011, pp.21).

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s